El amor nunca se apaga

Corrían los años 60, era la noche más larga del año, el 24 de junio de 1961. Al son de ‘dolçaines y tabalets’, con la misma mecha que plagó de llamas la Foguera Hernàn Cortès, en el palacio de «La terra més fermosa», en «la millor terreta del mòn», Alicante, fue testigo del comienzo de una gran historia de amor…

En nuestra revista… la continuación de una gran historia de amor.

Foto: Marta Caballero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *